Lamentablemente, es una realidad que si usas tu vehículo a menudo, corres el riesgo de lastimar su pintura. Independientemente de si es en un garaje, un descuido o por rozar una pared. Puedes convertir la carrocería en algo feo a la vista en función al desgaste de la misma.

Con el fin de mantener el valor neto -en caso de una futura venta- de tu vehículo, tenemos una motivación latente de tenerlo limpio y sin ningún tipo de arañazo.

Por suerte, no todos los arañazos son motivo de una visita al taller para arreglarlo, lo cual significaría una gran perdida de dinero. Dependiendo del tamaño y profundidad, tienes la posibilidad de solucionarlo por ti mismo por un costo mucho menor.  Existen una gran diversidad de productos especializados que te pueden ayudar con esto para daños pequeños y no muy profundos.

A continuación, te mostrare como arreglar los diferentes daños y que productos usar.

1- Pintura tipo remolinos

Si recientemente has lavado tu coche, pero notas que no brilla del todo, se debe a algo. Esto son remolinos que se ubican en la parte superior de la pintura, los cuales son causados por las partículas de arena y polvo que se pegan a la esponja de lavado. La manera mas eficiente para evitar esto, es simplemente utilizar un protector de arena en el cubo de lavado.

Si no has usado este protector, tranquilo. Existen mas maneras de hacer desaparecer estos remolinos. La primera, es usar un removedor de arañazos -siempre y cuando no sea muy profundo el daño-. Un ejemplo de removedor de arañazos, es el Scratch Remover.

Este es un liquido superfino que limpia toda la parte superior de la pintura y suaviza los remolinos. Básicamente debes aplicar dicho liquido a un trapo y pasarlo sobre el área lastimada.

2- Arañazos en el garaje

Si tienes un raspón debido a rozar una pared, puede ser mas difícil de solucionar. Puedes usar el producto anteriormente mencionado, pero si el color ha sufrido daños, vas a necesitar de algo mas potente.

Por suerte, existen productos que te permiten realizar reparaciones de bricolaje. Vienen con pinceles y pulimentos que hacen que ni se note el raspón.

Algunos productos le dan el color que necesitas mezclar para que sea idéntico al del coche, y otros, vienen con el color especifico de tu vehículo. En el ultimo caso, tienes que conocer el código de la pintura de tu carro.

Todos siguen casi los mismos pasos: limpiar la zona, pintar con el pincel, dejar secar la pintura, pulir el área.

Para un acabado prácticamente perfecto, limpia el cauto con cera. Esto generará ademas una capa de protección para la pintura.

PD: Si quieres saber como pintar un coche, ¡puedes leer nuestro artículo!

3- Reparaciones SMART

Es la forma que se tiene de llamar a los especialistas de reparación de cualquier daño.  Estos pueden reparar todos los arañazos y golpes de tu coche. Tal vez sea un poco mas caro que comprar productos y hacerlo por ti mismo, pero es seguro que valdrá menos que ir a un taller.